Cómo hacer Salsa Bechamel: una receta fácil

Salsa Bechamel receta facil

Hoy vamos a preparar una de las salsas más importantes y más famosas de la cocina mundial. Fácil, sencilla y con muchas variantes, la Salsa Bechamel es una de las más utilizadas en todo tipo de platos. Aunque es de origen francés, como decimos, casi cualquier tipo de gastronomía se vale de esta receta porque resulta genial como acompañante.

La Salsa Bechamel, elaborada a base de leche, mantequilla y harina, puede combinarse junto a otros ingredientes adicionales que irán cambiando el sabor, la textura y la forma, en función de la receta o de la idea que tengamos en mente.

Aquí vamos a explicarte cómo hacer la Salsa Bechamel de una forma tradicional, con un gran resultado y sin complicaciones. Una receta fácil, sencilla y con mucho sabor que además tiene la ventaja de que se elabora con productos que normalmente todo el mundo dispone en su despensa.

Para preparar esta Salsa Bechamel, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Un litro de leche entera.
  • 120 gramos de mantequilla.
  • 120 gramos de harina de trigo tamizada.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Nuez moscada.

Para la preparación de la Salsa Bechamel de manera estable es importante que la cantidad de los elementos o ingredientes que la componen sean siempre parecidos. Es muy fácil variar su textura o su sabor si cambiamos la cantidades de una ocasión a otra. Te explicamos el procedimiento de elaboración de la Salsa Bechamel:

  1. Elige una sartén o una olla. En este recipiente será donde prepararás toda la salsa.
  2. Pon la mantequilla a fuego medio hasta que veas que se derrite completamente.
  3. Cuando esté completamente licuada, añade la harina con mucho cuidado y muy despacio y con la ayuda de unas varillas o una batidora manual remueve hasta que quede totalmente integrada.
  4. Debe quedarte una masa cremosa y amarillenta, que tendrás que mantener unos minutos a fuego lento-medio, sin dejar de remover.
  5. Posteriormente, vierte la leche poco a poco y mantén la sartén a fuego lento durante varios minutos removiendo sin parar, hasta que la Bechamel coja la textura que deseas.
  6. Tras la leche añade una pizca de sal, la nuez moscada y la pimienta molida; añade cantidades al gusto pero con cuidado con las especias, ya que es una salsa tan suave que no querrás que se descompense.
  7. Para conseguir la textura correcta debes tener en cuenta que, al apagar el fuego y al enfriarse, la salsa tenderá a espesarse un poco más, así que te recomiendo que retires el fuego un poco antes de observar que está en el punto que deseas.

¡Y listo! Ya tienes una rica Salsa Bechamel ideal para acompañar tus platos.¡Disfrútala! Y si te atreves a hacerla en casa no dejes de comentarnos qué tal te ha ido :)

Salserita

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>