Salsa César: ingredientes

ensalada cesar ingredientes

En este artículo vamos a entrar a conocer con mayor profundidad los ingredientes que componen a la reina de todas las salsas: La Salsa César.

La Salsa César tiene su origen en la cocina italiana, básicamente. Aunque, como ya explicamos en la página principal de este blog, fue el gerente de un restaurante mexicano, un cocinero de ascendencia italiana, César Cardini, quien terminó de “perfeccionar” esta vieja receta de su madre añadiendo ciertos ingredientes a la misma… debido a la necesidad, según se dice, de cubrir un servicio en el que se vio desbordado por militares que cruzaban la frontera entre México y Estados Unidos allá por los años 40.

Esta combinación de ingredientes le llevó a ganar un concurso de cocina en Los Ángeles (California) y a patentar el producto en el año 1948. Nacía así la Salsa César.

Esta receta italiana no distaba mucho de lo que actualmente conocemos como ensalada de nevera, ensalada de cosas o ensalada de todo un poco.

La vieja receta original de la madre de César Cardini no contemplaba una salsa con ingredientes tan variopintos en su elaboración y en su mezcla. Estos son los ingredientes de la Salsa César que el señor Cardini utilizó en su versión:

  • Cuatro filetes de anchoas en aceite de oliva.
  • La yema de un huevo cocido.
  • Una cucharada de mostaza.
  • Una cucharada de Salsa Perrins (salsa inglesa o Worcestershire).
  • El zumo de medio limón.
  • Un diente de ajo.
  • 100 mililitros de aceite de oliva.
  • 50 gramos de queso parmesano rallado.
  • Una pizca de sal.

Imágenes: filetes de anchoa, queso parmesano y salsa Perrins.

La yema de huevo duro, el ajo, el aceite, el limón y la sal son ingredientes que casi todas las salsas pueden llevar en su receta. Pero si nos sumergimos un poco más en un análisis de la salsa, la cosa cambia y a primera vista puede aparentar una mezcla extraña.

La incorporación del queso parmesano rallado le da ese toque cremoso y ese final más intenso.

La presencia de las anchoas choca contra cualquier canon de sabor que pudiese existir hasta la época. Pero si lo analizamos bien, ese contraste amargo y salado con sabor marino, podría ser perfectamente un homenaje al sur de Italia y a sus costas.

La mostaza, siempre tan enigmática y potente en su sabor, le da un toque de consistencia y elegancia.

La salsa Perrins o salsa Worcestershire, un condimento inglés tan utilizado en tantas cocinas del mundo, es simplemente un potenciador de sabor pero gracias a él conseguimos que muchos de nuestros platos puedan estar a la altura de nuestros invitados.

Si nos fijamos bien, la Salsa César es un reflejo de la situación social y geográfica en la que se creó.

Mediados de la década de los 30, en Estados Unidos, con toda la inmigración que recibió desde Europa, combinando ingredientes significativos de muchos de los países desde donde la gente salía para buscar una nueva vida en la tierra de las oportunidades: Irlanda, Italia, Francia, Estados Unidos… es el resultado de la demanda de productos que los restaurantes de la época necesitaban, productos para todos los clientes y de todas las nacionalidades.

Es una muy dulce casualidad que este hombre, César Cardini, se quedara sin existencias y tuviera que reunir productos e ingredientes de varios puntos de la geografía mundial para poder servir a un soldado americano que cruzaba la frontera entre México y Estados Unidos.

Salserita

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>